Ruta del Barranc dels Molins en Ibi (Blog Trip #AlicanteInterior).

Una excursión a las comarcas del interior de Alicante es sumergirse en una tierra rica en tradiciones, con un patrimonio industrial y etnológico de renombre, unos parajes naturales de ensueño y una gastronomía local elaborada con productos de proximidad.

El pasado fin de semana del 18 y 19 de septiembre participamos en un blog trip organizado por Alicante Interior junto a otros compañeros de Comunitat Valenciana Travel Bloggers.

Nos alojamos en Casa Rosalía en el casco urbano de Ibi. Se trata de un edificio familiar que data de principios del s. XX convertido en tres cómodos apartamentos turísticos restaurados con mucho gusto.

Los apartamentos están muy bien equipados con cocina, electrodomésticos, smart TV, cafetera de cápsulas,… y todo lo que puedas necesitar para que tu estancia sea lo más agradable posible.

En cuanto a la decoración combina muy bien lo moderno con lo tradicional, como las bigas de madera o los aperos y elementos que forman parte de la memoria etnográfica de la familia propietaria. Incluso en el amplio hall de entrada se conserva de manera ornamental un pozo o aljibe para recoger el agua de la lluvia.

Encarna y Carlos, sin duda son unos grandes anfitriones que te aconsejarán sobre rutas en el municipio, lugares donde comer, qué visitar, etc.

Ruta del Barranc dels Molins.

El domingo por la mañana tras el desayuno quedamos en el hall de la casa con Encarna, Carlos y Rosalía (hermana del segundo). No querían que nos marcháramos de Ibi sin conocer una de sus rutas insignia, la Ruta del Barranc dels Molins, una ruta por los antiguos molinos históricos harineros o de papel en diferentes estados de conservación. De hecho de los ocho molinos que llegaron a existir en el siglo XVI, época de máximo esplendor, tan solo quedan en la actualidad cuatro perfectamente identificables.

Salimos de la casa acompañados por los anfitriones y a través de un agradable paseo de unos 10 minutos por el casco antiguo de Ibi, llegamos al comienzo de la ruta. A su paso encontramos la Iglesia de la Transfiguración del Señor que data del siglo XVI. En la placita donde se alza el templo podemos ver una antigua fuente monumental y un monumento a la Virgen de los Desamparados, Patrona de Ibi, protegiendo bajo su manto a un moro y a un cristiano.

Junto a un aparcamiento habilitado para los que gusten de hacer la ruta, encontramos el primero de los molinos, el Molí de Paper del siglo XIX, recientemente restaurado, aunque sin una función todavía. Justo debajo encontramos otro de los elementos asociados al agua y de gran valor patrimonial, el lavadero conocido como «Llavador dels malalts» de 1860, separado del otro, ya que era utilizado para lavar la ropa de los enfermos. El otro lavadero, todavía en uso, data de 1903.

Lavadero de 1903

De camino al siguiente molino podréis observar los restos de un antiguo acueducto del siglo XVI que pertenecía al sistema de canalización y distribución de aguas del propio barranco. Desde este punto si miramos al frente podremos observar en un pico de la montaña los restos del antiguo Castell Vell de origen islámico.

Si bien la ruta que hicimos hasta el merendero es circular con una distancia de unos 5 km, desde aquí podemos unir con el PR V-127 “Camí dels Geladors”, de unos 14 km que nos llevará hasta antiguos pozos de nieve. ¿Quién no ha probado los típicos helados registrados con la marca «La Nueva Ibense«?.

El siguiente molino es de la familia, y Rosalía habita en la casa anexa, donde en la fachada aparece un bonito azulejo con las partes del molino. En el interior se ha conservado a modo de museo etnográfico parte del mecanismo del antiguo Molí de Llapissera. Podemos ver parte de los engranajes de transmisión, la muela de piedra con su habitáculo de madera y algunas herramientas o aperos antiguos.

Molí de Llapissera

El siguiente molino es el Molí de la Tía Roseta, también conocido como Molí del Tendre o del Curt. Este antiguo molino fue rehabilitado como vivienda rural. Para ello se desmontó el sistema de molido, dejando la muela de piedra insertada como decoración en la fachada exterior. Delante del mismo hay un simpático puente de madera que tenemos que cruzar para continuar la ruta.

Entre acequias llegaremos al siguiente molino, el Molí de la Penya, en estado ruinoso del que sólo se conservan las paredes exteriores. La importancia de esta construcción deriva del control del agua mediante una rampa subterránea.

Enfrente encontraremos la conocida como «Trompa de Elefante», una piedra lisa sobre la que se deslizan grandes y pequeños a modo de columpio natural.

La siguiente y última parada de esta ruta circula es el merendero, donde poder pasar una agradable día en plena naturaleza.

Taverna d´Origen, cocina tradicional y de autor.

En nuestra estancia en Ibi y recomendados por Casa Rosalía, fuimos a cenar la noche del sábado a Taverna d´Origen. Se trata de un bonito local en Ibi, muy bien decorado con música ambiental.

Cocina de vanguardia y recetas de toda la vida, así definimos nuestra experiencia gastronómica en este local regentado por Luis Camacho.

Entre los exquisitos platos que degustamos destacamos su surtido de croquetas de rabo de toro, de algas wakame o de caldo de cocido, cada una de ellas con una textura diferente. También probamos el calamar a la sartén con maki, los huevos rotos o el cochinillo al curry con emulsión de calabaza.

No es de extrañar que el trabajo y la dedicación de Luis hayan sido reconocidos con premios entre tantos restauradores de la Comunitat Valenciana.

Valle del Juguete.

¿Sabías que en la provincia de Alicante se encuentra el mayor centro de fabricación de juguetes de España?. Pues si, tanto los juguetes que ahora conocen nuestros hijos como los de nuestra infancia provienen de la zona industrial conocida como el “Valle del Juguete”, todo un paraíso para los niños y los no tan niños.

El Museo del Juguete se ubica en las instalaciones de la antigua fábrica de los hermanos Payá en el centro de la población. Hace un repaso con una interesante exposición sobre la historia de los juguetes y las herramientas y maquinaria utilizadas para su fabricación, tanto los de ahora como los primeros, fabricados por allá a principios del siglo XX.

Más información sobre otros municipios jugueteros como Onil o Castalla en nuestro artículo: El valle del juguete de Alicante, donde nacen tus sueños.

Comparte

Diplomado en Turismo por la Universidad de Alicante y Licenciado en Antropología Social y Cultural por la Universidad Miguel Hernández de Elche. Le apasionan los idiomas, habiendo estudiado en la Escuela Oficial de Idiomas de Elche, Inglés, Francés e Italiano, y en la actualidad cursa sus estudios en Alemán. Además es Guía Oficial de Turismo por la Comunidad Valenciana.

16 Comments

  1. Me encantan esas rutas que te llevan a tiempos pasados y descubres como era la vida anteriormente y como se lo curraban!! Además veo que hay buenas opciones para comer por la zona. ¡Qué rico todo! Me apunto la zona Del Valle de juguete, tendré que llevar al peque!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.