10 cosas que no puedes perderte de Calpe.

Qué ver en Calpe

Calpe ha sabido conjugar su pasado de pueblo marinero de pescadores con las infraestructuras de una ciudad turística cosmopolita, donde el ocio y el descanso van de la mano. Una ciudad cuyo skyline está dominado por una enorme mole que se alza a 332 metros sobre el mar y que se ha convertido en uno de los símbolos de la Costa Blanca.

peñón de Ifach

Además Calpe puede ser el epicentro de unas vacaciones ideales para descubrir la comarca en la que se ubica, La Marina Alta, y otras atractivas poblaciones de Alicante.

¿Te has planteado hacer una visita guiada por la ciudad?. Guruwalk tiene diferentes circuitos para todos los gustos 🙂

También puedes reservar con Civitatis directamente desde aquí.

10 cosas que no puedes perderte de Calpe.

1.) El Peñón de Ifach.

Esta mole rocosa es uno de los emblemas de la Costa Blanca alicantina. Se eleva hasta los 332 metros de altura sobre el nivel del mar y es divisada desde cualquier punto de la localidad.

El peñón y su entorno que ocupa 45 hectáreas fue declarado Parque Natural en el año 1987.

Destacamos su flora local y las más de 300 aves diferentes que aquí anidan. Además sus aguas cristalinas son aptas para practicar el submarinismo. Otros deportes que podemos practicar son la escalada o el senderismo.

Nosotros nos decantamos por éste último. Para ello y debido a la alta afluencia de visitantes que recibe el paraje hay que pedir cita previa para visitarlo.

La ruta entre subida y bajada a un ritmo normal con niños se puede hacer en unas 3 horas y medias.

El comienzo es mucho sencillo con el pavimento empedrado, hasta que llegamos a un túnel excavado en la roca donde necesitaremos agarrarnos a las cadenas para poder pasarlo sin tropezar.

Una vez pasado existen más cadenas o cuerdas para los tramos más complicados. Conforme ascendemos disfrutaremos de mejores panorámicas de Calpe y otros pueblos de la comarca.

Muy importante llevar unas botas buenas que agarren bien, agua y por qué no un almuerzo. Y mucho ojo con los selfies tontos y el postureo desafiando el terreno y posibles caídas. Vimos algunos jóvenes y no tanto, vestidos con sus mejores galas, nada cómodas, por puro postureo en Instagram.

A los pies del peñón se ubica la Pobla medieval de Ifach, un yacimiento de finales del siglo XIII, con su muralla en la que se aprecian diferentes estancias, una iglesia y una necrópolis.

Pobla medieval de Ifach.

2.) Puerto pesquero.

El puerto es una de las zonas más concurridas para comer marisco fresco. Existe una variada oferta. Os aconsejamos echar un vistazo a cada uno de los restaurantes y negociar el precio de lo que queráis comer antes de sentaros para no llevarse un susto.
Nosotros nos decantamos por un menú de 16€ que incluía fritura de pescado, calamares y fideuà marinera.
Entre los arroces típicos se encuentran el “Arròs del Senyoret” o el “Arròs amb fessols i nabs”.


Y siguiendo con el apartado gastronómico no debes marcharte sin adquirir de un horno tradicional sus famosas “coques” de verduras, de longaniza, de anchoa,…

En el mismo puerto se ubica la Lonja de Pescadores donde se puede ver como aquí se descargan a diario diferentes productos del mar.

La zona portuaria comenzó a construir en los albores de la Guerra Civil, aunque las obras se tuvieron que paralizar y no se retomaron hasta el año 1944. En la década de 1950 sufrió el embate de dos fuertes temporales, cuyos desperfectos fueron reparados con nuevas obras y ampliaciones.

Vista del Puerto de Calpe
Vista del puerto.

3.) Casco antiguo.

Situado en lo alto de una colina es un respiro en la época veraniega para alejarse de las bulliciosas playas calpinas.

El origen de Calpe como pueblo de pescadores, antes de la llegada del turismo en los sesenta del siglo pasado, es en su casco antiguo que llegó a estar amurallado para proteger a sus vecinos de los ataques de piratas provenientes del Norte de África.

Aún hoy en día, se puede apreciar un pequeño lienzo de la muralla junto al Torreón de la Peça. Si bien la muralla original se construyó en época islámica, fue reconstruida tras la conquista cristiana en el siglo XIII.

Muralla, torreón e Iglesia antigua.

Uno de los edificios más significativos es la Iglesia antigua, cuyo origen se remonta al siglo XV. Actualmente sólo se conserva su torreón y forma parte de la Capilla de Nuestra Señora de la Asunción.

Nos encantó el buen gusto con el que se decoran las fachadas de los locales de restauración lo que unido a los murales urbanos que decoran las medianeras convierten al casco viejo de Calpe en un museo al aire libre.

También están decoradas las escalinatas construidas para salvar los desniveles del barrio antiguo.

4.) Ermita de San Salvador.

Esta ermita se erige sobre un pequeño cerro al que se accede desde el casco antiguo subiendo las escaleras de una especie de calvario con estaciones penitenciales con cerámicas de la Pasión de Jesucristo.
El entorno es bonito tanto por las vistas como por el arbolado donde si tenemos paciencia podemos ver alguna que otra ardilla.

La ermita data de la primera mitad del siglo XX, aunque ya hubo otro templo anterior en el mismo solar.

5.) Museos de Calpe.

El casco viejo alberga los museos de la localidad. Podemos disfrutar de una variedad de salas como son el Museo del Coleccionismo en el Torreón de la Peça, Galería de Arte Contemporáneo, Museo Arqueológico y Museo del Comic.

6.) Edificios de Ricardo Bofill.

Ricardo Bofill Levi es un arquitecto catalán con un estilo único y un gran reconocimiento a nivel internacional. En Calpe dejó huella de su obra postmodernista en tres edificios en una de las zonas residenciales más exclusivas de Calpe (Manzanera): la Muralla Roja, Xanadú y el Anfiteatro, construidos entre las décadas de los sesenta y ochenta del siglo XX.

Vista de la Muralla Roja

La Muralla Roja, de propiedad privada, ha sido escenario de diferentes rodajes audiovisuales y anuncios. Nos tuvimos que conformar con hacer fotos desde fuera, ya que nos contaron que pueden pedir hasta la friolera cantidad de 3000 euros por una sesión de fotos!!.

En el enlace podrás saber más sobre estos interesantes edificios.

7.) El saladar de Calpe.

Se encuentra en pleno casco urbano y constituye un vestigio de las que fueran antiguas salinas de Calpe que estuvieron en funcionamiento hasta los ochenta. Éstas fueron muy importantes durante la época romana, ya que la sal se utilizaba para conservar los alimentos. Posteriormente la sal tuvo una vital importancia para el sustento de muchas familias.

Saladar

Actualmente se registran aquí 173 especies de aves, siendo la más destacada el flamenco rosa. Pudimos apreciar una nutrida colonia pero bastante alejados de la orilla que da a una concurrida circunvalación.

8.) Baños de la Reina y termas romanas.

Frente a la cala Morelló se ubica este conjunto arqueológico romano dividido en tres zonas. La primera de ellas es el Vicus romano con sus bellos mosaicos; la segunda está formada por un conjunto termal donde se conservan balsas, una natatio de agua fría y algunos hornos que servían para mantener calientes las salas.

La tercera zona, por su parte, es la conocida como viveros romanos o piscifactorías, una especie de depósito con muros que dejaban entrar el agua del mar para la cría de peces.

Cuenta la leyenda, que esta piscifactoría romana sirvió de piscina privada para una reina musulmana. ¿Os imagináis tener un jacuzzi privado bañado por las aguas del Mediterráneo?.

9.) El molí del Morelló.

Junto a las termas romanas se ubica las ruinas de lo que fuera un molino del siglo XIX. Estuvo en marcha durante muy poco tiempo y se desconoce si se utilizó para moler el grano y obtener harina o para hacer la sal más fina. Hoy en día forma parte del patrimonio industrial de la ciudad.

Molí junto a los baños de la Reina.

10.) Playas de Calpe.

Calpe cuenta con 13 kilómetros de costa perfectamente acondicionadas para disfrutar de un buen baño o practicar deportes náuticos.

Entre las más populares está la playa de Arenal-Bol, la más urbana, pero también dispone de pequeñas calas como Cala de Racó o cala Calalga.

Nuestro alojamiento en Calpe.

Estuvimos alojados 2 noches en el centro de Calpe del 1 al 3 de enero del 2021 en un coqueto apartamento. Éste disponía de todas las comodidades y amenities como jabones, capsulas de café o agua mineral. Y como no admiten mascotas!!.

Es de agradecer las recomendaciones y consejos de la anfitriona Zhasmina. Aquí te enviamos un enlace del Apartamento Playa y Sol de Calpe para que veas excelentes sus comentarios:

Comparte

Diplomado en Turismo por la Universidad de Alicante y Licenciado en Antropología Social y Cultural por la Universidad Miguel Hernández de Elche. Le apasionan los idiomas, habiendo estudiado en la Escuela Oficial de Idiomas de Elche, Inglés, Francés e Italiano, y en la actualidad cursa sus estudios en Alemán. Además es Guía Oficial de Turismo por la Comunidad Valenciana.

6 Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.