Qué ver en Aberdeen, «the Granite City» de Escocia.

Qué ver en la ciudad escocesa de Aberdeen

¿Aberdeen?, ¿pero qué se te ha perdido allí?, ¡allí no hay nada que ver…!. Esta es la reacción de muchas personas cuando mencionas esta ciudad portuaria situada en la costa noreste de Escocia. Pero una vez aterrizas los prejuicios con los que llegas se convierten en positivos al descubrir una ciudad vivaracha que goza de un patrimonio impresionante y un ambiente cultural y de ocio que no tiene nada que envidiarle a otras ciudades escocesas más visitadas.

Quizá este desconocimiento por parte de los grandes flujos de turismo hacen de su visita una experiencia más auténtica en el conocimiento de la idiosincrasia del pueblo escocés.

Si tu nivel de inglés es muy básico, procúrate un buen diccionario porque entre el acento «heavy», la influencia del gaélico en el vocabulario y lo lejos que queda España, lo necesitarás para desenvolverte.

Aberdeen es la tercera ciudad de Escocia, Reino Unido, en número de habitantes con cerca de 220.000 almas a los que habría que sumar más de 30.000 estudiantes. Es además un importante puerto marítimo y el centro de la industria del petróleo del Mar del Norte, lo que la convierte en una ciudad muy próspera que cuenta con la menor tasa de paro de todo el país.

Pero a pesar de este cosmopolitismo no pierde ese encanto de ciudad pequeña o de pueblo grande, como el lector prefiera. El skyline de su arquitectura urbana no supera las tres o cuatro alturas siendo la mayoría de sus edificios construidos en granito de color gris. Fruto de ello muchos la bautizan como «The Granite City».

Cómo llegar a Aberdeen.

Como destino insular dentro del Reino Unido, la mejor forma de llegar desde España es por transporte aéreo. Desde nuestra tierra, el vuelo directo con Ryanair con salida desde el Aeropuerto de Alicante-Elche tuvo una duración de 3 horas. Desde Madrid o Barcelona es de unas 2 horas y media, más o menos.

El Aeropuerto está situado en Dyce, a 9 kilómetros del casco urbano de Aberdeen, con lo que en apenas 30 minutos nos plantamos en el centro de la ciudad.

Si decides viajar desde otros puntos del Reino Unido, existen diversas conexiones en transporte público con Edimburgo al sur a unos 190 kilómetros y con Londres de la que dista 650 kilómetros.

Cómo llegar desde el aeropuerto al centro de la ciudad.

Existen diferentes alternativas para acercarse al centro de la ciudad desde el aeropuerto. Nosotros optamos por la más económica: el autobús.

Autobús 727.

El autobús 727 de color azul sale con una frecuencia de 10 minutos en horas punta y es la opción más económica. Por la tarde y durante los fines de semana salen cada 30 minutos. Pertenecen a la compañía Jet Service, Stagecoach bus.

El precio es de 3,50£ para adultos y de 1,75£ para niños de 5 a 15 años. Te aconsejemos que adquieras el billete familiar para todo el día, con el que ahorrarás bastante dinero y podrás coger la línea que quieras dentro de la ciudad durante 24 horas. Puedes comprárselo al conductor preferiblemente pagando con tarjeta.

Las paradas más cercanas al centro de la ciudad son las de la estación terminal de autobuses Aberdeen Union Square Bus Station y la de Adelphi, en Union Street, arteria principal de la ciudad.

Taxi.

El trayecto en taxi es un poco más caro, unos 25£ de media, pero más rápido. Si deseas reservar un taxi con antelación la mejor manera es hacerlo a través de la web de Taxi2Airport.

Coche de alquiler.

En el aeropuerto puedes alquilar un coche de las compañías de alquiler de coches Avis, Hertz, Europcar, Sixt, National, Alamo y Enterprise. Encontrarás las oficinas de alquiler de coches en un edificio (instalación Car Hire) a unos pocos minutos andando de la terminal.

Cuando viajar a Aberdeen.

Nosotros viajamos a Aberdeen en el puente de la Constitución del 8 al 11 de diciembre, a dos semanas del comienzo de la estación más fría. Fue una escapada improvisada, pues en nuestros planes estaba viajar al desierto del Sáhara a visitar a nuestra familia saharaui, pero una cancelación del viaje a falta de una semana, cambió nuestros planes por completo.

Busqué y rebusqué vuelos a destinos europeos para visitar mercadillos navideños, y claro la prematuridad del tiempo, se tradujo en precios hiper caros. Así que optamos por volar a Aberdeen por 52€ ida y vuelta sin maletas, con una mochila cada uno.

Nuestro consejo es que viajes en verano, hace 12 años Javi estuvo en Edimburgo y Glasgow en agosto y lo disfrutó mucho. En el verano los días son larguísimos, comenzando a amanecer sobre las 03.00 h de la mañana y a atardecer sobre las 23.00 h. La temperatura es muy suave, llegando a unos 25º C y con días soleados.

Mapa de Escocia

Por el contrario, los días de inviernos son muy cortos, no amanece hasta las 08.30 h de la mañana y a las 15.30 h está totalmente oscuro. Lo que te limita bastante a la hora de hacer excursiones a otras localidades y solo te queda meterte en un pub a beberte una buena cerveza y escuchar música, que tampoco es mal plan.

Nosotros comimos en el pub «Prince of Walles» (7, St Nicholas Ln) donde estaba todo muy rico y el pollo sabía a pollo!!.

Pero el invierno tiene su encanto, nos encontramos con una pequeña nevada, había ambiente navideño y el frío no es tan intenso, una media de entre -3 y 3º C.

Hay que tener en cuenta que Aberdeen se ubica en la misma latitud que ciudades como Riga, Gotemburgo, Moscú o Alaska, pero con temperaturas invernales mucho más suaves debido a su ubicación junto al mar.

En cuanto a nuestro alojamiento nos decantamos por Lost Guest House, un hostalito o casa de huéspedes sencillo pero correcto y céntrico. El precio fue de 110 pounds por dos noches en habitación triple. Sirven un delicioso desayuno caliente más tostadas por 5 libras.

Qué ver en la ciudad en 2 días.

La ciudad de Aberdeen la podemos dividir en cuatro zonas: Castlegate (el centro urbano y de negocios), Old Aberdeen, el puerto y la franja costera. Aunque dentro de cada uno hay barrios con personalidad propia.

Barrio de Castlegate (New Aberdeen).

El centro urbano tradicional donde se encuentran los principales museos, las arterias comerciales y centros de negocios se conoce como Castlegate.

Union Street.

La arteria comercial y de servicios por excelencia es Union Street con una extensión de algo más de una milla. Su nombre proviene de la «unión» en el año 1800 entre Gran Bretaña e Irlanda en un solo Reino. Aquí se encuentra la Oficina de Turismo, muy útil para recoger folletos de la ciudad y de rutas alrededor.

A pesar de ser una gran artería comercial, tipo la Gran Vía de Madrid, sus edificios raramente alcanzan las cuatro alturas, lo que le da un encanto especial, unido al color gris del granito con el que están construidos. A lo largo de la avenida encontraremos edificios en estilos tan variopintos como el neoclásico, el neogótico o un estilo señorial escocés.

En esta avenida encontraremos también teatros como el Music Hall, cines y varios centros comerciales como el Trinity Center o el Bon Accord. Tened en cuenta los horarios de sus tiendas y locales de restauración que cierran a las 18.00 horas. En cambio los restaurantes y pubs de la calle, con entrada independiente del centro comercial, cierran bastante tarde.

Algunos antiguos templos se han reconvertido en locales de copas y de música en vivo, donde se reúne la gente más «chic» de la ciudad.

Marischal College.

Este monumental edificio es actualmente la sede del Ayuntamiento de Aberdeen. La fachada que da a Broad Street data de 1906 y está considerada como la segunda estructura edificada en granito más grande del mundo, tras el Monasterio de El Escorial en Madrid.

Marischal College sin mercado de Navidad.

No la pudimos contemplar en todo su esplendor ya que delante de la misma estaba ubicada la Feria de Navidad con diferentes atracciones, una pista de hielo y puestos de comida. En una plaza a la que se accede desde el interior del ayuntamiento se instala el Mercado de Navidad.

Pero este edificio cuenta con mucha más historia. Fue inaugurado en el año 1593 y fusionado más tarde, en 1860 con el King´s College para crear la Universidad de Aberdeen, de la que formaba parte de sus instalaciones académicas.

Casa de Lord Provost George Skene.

Es una de las casas más antiguas de la ciudad que siguen en pie. Fue construida en 1545 como residencia de uno de los alcaldes más populares de la ciudad: Lord Provost George Skene.

Provost George Skene.

En su interior se ubica un museo que pretende mostrar como eran las casas señoriales de la nobleza de antaño, siglos XVII al XIX. Hay muchas vitrinas y paneles con datos biográficos de personajes de la ciudad, que a muchos no nos sonarán de nada, eso si solo en inglés. La entrada es gratuita.

Delante de la casa hay una escultura del futbolista Denis Law, gran jugador que fue distinguido con el Balón de Oro en 1964 y jugador de la selección de fútbol de Escocia .

Aberdeen Art Gallery.

En esta gran Galería de Arte, también de acceso gratuito (se aceptan donativos), encontrarás objetos y colecciones variopintas como cerámica, pintura, orfebrería, esculturas, etc. Algunas de sus obras de arte datan del siglo XV.

Aberdeen Art Gallery

Nos gustó mucho este centro cultural, ya que algunas de sus salas son interactivas, puedes dibujar, disfrazarte y fotografiarte, y muchas más cosas.

The Tolbooth Museum.

Nos quedamos con las ganas de visitar este museo ya que está cerrado de forma permanente. Se trata de la vieja prisión de Aberdeen que data de 1616. En el mismo se exponen objetos de tortura, la primera guillotina de la ciudad y diferentes celdas donde se encarcelaban a los acusados de brujería y a niños que eran retenidos antes de ser deportados a Estados Unidos como esclavos.

Aberdeen Arts Center.

Este teatro se ubica al comienzo de King´s Street con Union Street y ocupa las instalaciones de un antiguo templo, la Iglesia de North, construida en 1829. Desde mediados del siglo pasado es ocupado por este centro de Artes Escénicas.

Aberdeen Arts Center.

Mercat Cross.

En el centro de Castlegate Square, donde se ubicaba la Lonja en la Edad Media, encontramos una cruz de forma hexagonal esculpida con los medallones de los diferentes monarcas escoceses. En la parte más alta del monumento obre de John Montgomery hay un unicornio, enseña de esta monarquía extinta.

Cruz hexagonal e iglesia protestante (Salvation Army Citadel).

En esta plaza se encontraba también el castillo de Aberdeen, que fue destruido en 1308. En la actualidad se ubica la Salvation Army Citadel, una iglesia protestante y uno de los iconos arquitectónicos de esta zona de la ciudad.

Otro de los atractivos de la plaza es la estatua en honor a los Gordons Highlanders, un batallón de guerra fundado por el Duque de Gordons que participó en varias batallas por toda Europa, como la guerra de la independencia española o la batalla de Waterloo.

The Gordons Highlanders.

Enfrente de la plaza encontraremos otro de los edificios icónicos de la ciudad: el Aberdeen Sheriff Court, sede de los juzgados. Destacamos su esbelta torre y su reloj, que rivalizan en belleza con la de Salvation Army Citadel.

Juzgados de Aberdeen.

Saint Nicholas Kirk.

La iglesia de Saint Nicholas es conocida como la iglesia madre de la ciudad ya que desde el siglo XII siempre hubo un templo en este lugar. Su perímetro, tanto delante como por detrás está rodeado por un antiguo cementerio en un jardín, donde el musgo y la arquitectura le dan un aire romántico.

Iglesia de San Nicolás.

A esta iglesia se le atribuye un pasado siniestro. En 1597 se colocó un anillo de metal en la pared para encadenar a las mujeres acusadas de brujería.

Otra leyenda cuenta que San Nicolás salvó a un marinero de una muerte segura en medio de una tormenta en alta mar. En agradecimiento se construyó el templo y se consagró a este santo.

Saint Mary´s Cathedral.

En Aberdeen encontraremos varias catedrales que rivalizan en belleza. En Union Street se alza Cathedral Church of Saint Mary of the Assumption. Este templo fue diseñado por Alexander John Ellis y abierta en 1860.

En su exterior hay un Jesucristo crucificado de grandes dimensiones.

Saint Andrew´s Cathedral.

La St Andrew´s Cathedral está ubicada en King Street y es una catedral de la Iglesia Episcopal Escocesa. Es la sede del Obispo de Aberdeen y Orkney y fue inaugurada en 1817.

Un sacerdote muy amable nos explicó que lleva cerrada más de una década por obras de restauración y cambio en el sistema de calefacción. Se le quiere devolver todo su esplendor devolviendo el blanco de sus paredes y techos.

Jardines de Union Terrace.

Estos jardines suponen una de las escasas zonas verdes de esta zona de la ciudad tan transitada por vehículos. En el momento de nuestra visita se encontraban en proceso de remodelación, a lo que hay que unir la cubierta de nieve.

En ambos extremos encontramos dos conjuntos escultóricos: En la parte que da a Union Street, una estatua en honor al rey Edward VII, obra de James Philips. El monarca aparece de pie con un cetro dorado, un orbe y una cruz. A sus pies se encuentra una imagen de San Andrés, patrón de Escocia.

Rey Eduardo VII

En el otro extremo, frente a la Local Library (Biblioteca Municipal) podemos fotografiarnos con una estatua descomunal de William Wallace.

William Wallace (Elderslie, de abril de 1270 – Londres, 23 de agosto de 1305) fue un soldado escocés, de ascendencia galesa, que dirigió a su país contra la ocupación inglesa del rey Eduardo I de Inglaterra en la primera guerra de la Independencia de Escocia.

Si te interesa la historia de este héroe para los escoceses no dejes de ver la película «Braveheart (1995)» protagonizada por el actor Mel Gibson y ganadora de cinco premios Óscars.

Estatua de Williams Wallace.

Old Aberdeen, barrio universitario.

Otro de los núcleos históricos de la ciudad es Old Aberdeen, barrio universitario situado cerca de la desembocadura del río Don.

Esta zona monumental dista unos 30 minutos a pie desde la calle Union Street. Nosotros optamos por coger el autobús número 20, porque nos resultaba un poco dificultoso caminar por el estado resbaladizo de las baldosas. Si optáis por coger el transporte urbano se reduce el trayecto a unos 15 minutos.

El topónimo del barrio deriva de la voz gaélica «Aulton» que significa pueblo junto al río, que con el paso del tiempo dio paso a Old Town.

Las callejuelas de Old Aberdeen son estrechas con casitas bajas y plazoletas que seguro que con mejor tiempo están repletas de estudiantes.

Rincón de Old Aberdeen.

Aquí no hay tanta oferta gastronómica como en Castlegate, pero si encuentras alguna que otra tasca con ambiente estudiantil, así como panaderías y hornos tradicionales donde comprar algo para llevar. Te recomendamos comer en St Machar Bar.

Tres son los edificios dignos de visita, junto a jardines y rincones con encanto: King´s College, Old Town House y la Catedral de St Machar.

King´s College Chapel.

El campus de la Universidad de Aberdeen acoge más de 30.000 estudiantes y está formado por un conjunto de edificios históricos muy bonitos que extienden por High Street.

King´s College Chapel.

El más destacable es la Capilla del King´s College, sede de la fundación de la Universidad en el año 1495 por el obispo Elphinstone. Se pueden visitar algunas estancias siendo respetuoso.

Un paseo por el campus universitario es una gozada, está lleno de rincones hermosísimos llenos de historia.

Old Aberdeen Town House.

Este edificio fue construido entre los años 1788-89 en el corazón de Old Aberdeen como subsede de la casa consistorial del municipio.

Old Aberdeen Town House.

St Machar Cathedral.

La Catedral de Saint Machar data del siglo XV y constituye un raro ejemplo de catedral fortificada.

De su interior es de destacar su techo que cuenta con los escudos heráldicos de 48 reyes, nobles, obispos y arzobispos. Justo a la entrada encontrarás información en una tabla sobre a quién pertenece cada uno de los escudos. La entrada es gratuita.

Como en la Catedral de San Nicolás, aquí también encontrarás un antiguo cementerio.

Cuenta la leyenda, que San Macario recibió de orden divina la misión de fundar una iglesia donde el río Don tomaba la forma de báculo de obispo, y es justo en ese lugar donde se construyó la capital.

St. Machar Cathedral.

Zonas verdes en Old Aberdeen.

Seaton Park es uno de los parques más bonitos de todo el municipio situado a las espaldas de la catedral. También hay un jardín botánico conocido como Cruickshank Botanic Gardens. La cubierta de nieve nos impidió ver nada más que una capa blanca por encima.

Seaton Park.
Jardín botánico.

Footdee, el puerto y la playa.

En este apartado hemos aglutinado estas tres zonas marítimas, a las que le dedicamos un día.

El barrio de los pescadores.

Este antiguo barrio de pescadores con el nombre de Footdee no te decepcionará. Es muy pequeñito pero muy pintoresco con callecitas peatonales y sus antiguas viviendas de planta baja de pescadores ornamentadas con multitud de cachivaches en sus fachadas y jardines. También hay antiguas cabañas de colores del siglo XIX.

Cuenta con algunos iconos como un monumento Memorial de Guerra y un antiguo faro. También hay una pequeña iglesia. Se puede llegar a pie en unos 30 minutos desde Union Street, o cogiendo el autobús número 13.

¡Ojo! si preguntas por el barrio se pronuncia ´Fittie´.

El puerto y la playa.

El puerto de Aberdeen es uno de los más activos del Reino Unido. Está situado en el mismo centro de la ciudad.

La playa, por su parte se encuentra frente al paseo marítimo. Cuenta con más de 3 kilómetros de arena dorada. Se encuentra entre las desembocaduras de los dos ríos que pasan por la ciudad el Dee y el Don.

Hay una zona comercial llena de restaurantes, foodtrucks (camionetas de comida rápida), un pequeño parque de atracciones que abre en verano y hasta un parque acuático. En el momento de nuestra visita el mar estaba muy bravo y no invitaba a pasear por la zona, pero en verano debe ser una gozada.

Maritime Museum.

El Museo Marítimo de Aberdeen está situado en el histórico Shiprow en el corazón de la ciudad, cerca del puerto. Cuenta la historia de la relación de la ciudad con el mar, desde los primeros días del comercio, la pesca y la construcción naval, hasta el descubrimiento del petróleo y el gas del Mar del Norte.

Fachada del Maritime Museum de Aberdeen.

El museo permacerá cerrado desde el 28 de noviembre de 2022 hasta la primavera de 2023 por obras de mejora y manrenimiento.

Observación de delfines desde Torry Battery.

La batería de Torry es una batería de artillería cerca de Torry en Aberdeen que domina el puerto de la ciudad desde el año 1860.

Originalmente se construyó para nueve cañones con un cuartel defendible en la parte trasera. Puedes llegar a la zona desde el centro de la ciudad con el bus 12 y desde la última parada caminar unos 15 minutos pasralelo al acantilado.

Junto al fuerte Torry Army encontrarás un coqueto café desde donde podrás observar delfines, focas moge y otros animales marinos. Te dejan los binoculares. Tienen una pizarrita donde van anotando los avistamientos por fechas.

Comparte

Diplomado en Turismo por la Universidad de Alicante y Licenciado en Antropología Social y Cultural por la Universidad Miguel Hernández de Elche. Le apasionan los idiomas, habiendo estudiado en la Escuela Oficial de Idiomas de Elche, Inglés, Francés e Italiano, y en la actualidad cursa sus estudios en Alemán. Además es Guía Oficial de Turismo por la Comunidad Valenciana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Verificado por MonsterInsights