Visita a las instalaciones Verdú Cantó Saffron Spain, especias de Novelda.

El pasado fin de semana 21 y 22 de octubre asistimos a la primera edición del Gran Fin de Semana Novelda Modernista. Si hace apenas un mes Alcoy nos dejó boquiabiertos con su I Fira Modenista d´Alcoi, el evento de la localidad marmolera no tiene nada que desmerecer al primero.
A lo largo de un intenso fin de semana se sucedieron eventos tan variados como el mercado de época, mercado de oficios, visitas guiadas, exposiciones, conferencias, etc. También hubo una buena presencia de figurantes vestidos de época y decoración de escaparates de comercios.
DMgcKcGW4AU4Mqx
Entre tanta oferta donde elegir, nos decantamos por asistir a la visita guiada a la empresa de azafrán y otras especias Verdú Cantó Saffronla cual nos resultó de lo más interesante ya que combinaba la historia de esta empresa y comercialización del azafrán con el diseño modernista de su cartelería, envases y otros envoltorios.
 
Don José Verdú fue un emprendedor noveldense que encontró en la vecina comunidad de Castilla La Mancha, una importante fuente de ingresos en el azafrán. En sus inicios, el futuro empresario realizaba sus viajes a la Mancha con su caballo con el que recorría aquellos caminos inhóspitos de finales del s.XIX (1890) para negociar con el zafrán. Le acompañaba siempre su fusil, pues durante el trayecto podía ser asaltado por algún bandolero. Tenía una curiosa forma de colgárselo a las espaldas, de manera que se divisara en su silueta desde lejos. Los primeros salarios los recibía en especias. En la imagen podemos ver las primeras carteritas con las especias y el precio de las mismas.

20171021_124635
Don José Verdú, fundador de la empresa.
20171021_124627
Carteritas de especias

La coyuntura económica del momento supuso para Europa los contactos comerciales con los territorios colonizados de ultramar. Países poderosos como Inglaterra compraban las materias primas a los territorios colonizados y se los vendían posteriormente manufacturados. La India era en estos tiempos, la joya de la corona. Era un gran consumidor de azafrán, usado para teñir las telas anaranjadas y para ceremonias religiosas. Los británicos compraban el azafrán a Novelda y lo vendían posteriormente a sus colonos indios.
Ante esta tesitura, Don José Verdú quiso romper vínculos con Inglaterra y marchar él mismo con sus medios y su inglés rudimentario a La India en barco de vapor cruzando el Canal de Suez en busca de nuevos negocios.
Es en este momento cuando comenzó una nueva sociedad con el hindú Khutaw Ladha. De este modo se quitaban de encima al imperialista inglés y se quedaban con un intermediario menos. Muy contento con este nuevo panorama, el hindú realizó un cartel editado en inglés con inspiración modernista y el dibujo de la flor del azafrán.
20171021_130431
Otro de los socios, fue el industrial Cantó, del que poco se sabe, que compartía apellido con Don José verdú y Cantó y que por ello quiso colocar el suyo en primer lugar para bautizar a la empresa como «Cantó y Verdú».



Las cajas metálicas con las que se comercializaba el azafrán tenían motivos de la época, modernistas, con motivos de Don Quijote, haciendo un guiño a La Mancha, y motivos de La India, sus dioses, palacios, etc.
Como anécdota, una de sus marcas «La Sirena» tuvo que adaptar su imagen para ser comercializada en países árabes donde se veía como indecente que se le dejara asomar una rayita del trasero. Esto se solucionó alargándole la rubia y larga melena.

20171021_124806
A continuación realizamos un recorrido por las instalaciones y despachos de la empresa que ocupan las antiguas estancias de la casa del s.XIX. Combinando las nuevas tecnologías y lo moderno con mesas y escritorios vintage, se percibe un ambiente de trabajo muy acogedor.




Un mapa del mundo con chinchetas de diferentes colores según el producto comercializado decora uno de los despachos.20171021_131531
La última de las salas de la visita fue la Sala de Juntas. Sobre la mesa donde se discute y presentan las cuentas hay una bella flor del azafrán incrustada y un libro de contabilidad con anotaciones en una exquisita caligrafía modernista a plumín. Este arduo trabajo podía alargarse a un día entero para escribir una única página. Según la presión del plumín podíamos ampliar o estrechar el trazo de la caligrafía. En esta empresa se realizaron los asientos en el libro de esta forma hasta los alos sesenta del pasado siglo que entró el bolígrafo.
Una antiquísima máquina de escribir y un bote de tinta con anotaciones a mano de cuando fue comprada presiden también la mesa de juntas.

Verdú Cantó Saffron Spain expandirá sus instalaciones en un solar frente a la actual fábrica. Desde la ventana de la Sala de Juntas divisamos el primero de los edificios en hierro con un toque modernista inspirado en las antiguas estaciones de ferrocarril de la época o en los jardines botánico Art Nouveau. El mismo albergará un invernadero con especias.



 

20171021_140642.jpg
Javier Medina Candela, Guía Oficial de Turismo y Travel Blogger @datilsandtours

Diplomado en Turismo por la Universidad de Alicante y Licenciado en Antropología Social y Cultural por la Universidad Miguel Hernández de Elche. Le apasionan los idiomas, habiendo estudiado en la Escuela Oficial de Idiomas de Elche, Inglés, Francés e Italiano, y en la actualidad cursa sus estudios en Alemán. Además es Guía Oficial de Turismo por la Comunidad Valenciana.

Si te ha gustado este artículo, puedes dejar tu opinión o aportar información déjanos un comentario. Gracias!!