Ruta mariana o de La Virgen de La Asunción

El fervor que siente Elche hacia su patrona, la Virgen de la Asunción trasciende el hecho religioso para imbricarse en la vida social y cultural durante todo el año. Como anécdota desde las mirillas de la fachada barroca de la basílica se puede a cualquier hora contemplar el camarín siempre iluminado de la Virgen, para aquellos que quieran dedicarle una oración.
La imagen de la patrona es sacada en procesión en otras varias ocasiones: el día 15 de agosto, por la mañana en la popular procesión del entierro de la Virgen; el 29 de diciembre en conmemoración de su venida por mar; y el Domingo de Resurrección o procesión de las “Aleluyas”, bajo una intensa lluvia de estampas de colores con motivos religiosos
Alcaldesa honoraria desde 1958, es asimismo propietaria, entre otros bienes del Parque Municipal, por cláusula testamentaria dictada en 1661 por el sacerdote Nicolás Caro, a través de lo que se conoce como el Vínculo del Doctor Caro.
Entierro de la VirgenProcesión de entierro de La Virgen, 15 de agosto por la mañana.
Procesión de las AleluyasProcesión del Domingo de Las Aleluyas o de Resurrección
Venida de la VirgenHallazgo del arca con la Imagen de la Virgen. Madrugada del 28 de diciembre.
 

Imagen de la Patrona, La Virgen de la Asunción y Camarín.

La figura de la patrona de Elche, la Virgen de la Asunción, es una talla de tamaño natural que nos presenta a María de pie y con las manos juntas en actitud de oración. Se trata de una imagen de vestir y, por tanto, se halla recubierta con ropajes en forma de túnica y manto -bordados con metales preciosos- que únicamente permiten la visión de su cabeza, manos y pies. Los diferentes mantos que posee la talla, con los que es vestida conforme las distintas festividades litúrgicas anuales, se conservan en el museo parroquial. La cabeza de la imagen está recubierta por una toca de tisú de plata que oculta su pelo y por una gran corona imperial, rematada por la figura del Espíritu Santo en forma de paloma que se posa sobre el escudo de la ciudad ilicitana.
El camarín de la patrona presenta forma de cruz griega y se halla totalmente recubierto con maderas talladas y doradas en forma de rocallas, elementos vegetales, jarrones, etc. Cuatro de sus paredes están decoradas con pinturas del artista ilicitano José Cañizares quien las realizó en 1965, tras resultar ganador en el concurso público convocado al efecto. Nos muestran, respectivamente, el hallazgo de la imagen de la Virgen en la playa del Tamarit, la procesión de traslado hasta Elche , la escena de la Festa o Misterio que representa el entierro de la Virgen y, por último, una alegoría de la Asunción y Coronación de la Madre de Cristo.
Hay que señalar que el mencionado bocaporte de la estancia, cerrado mediante un cristal, puede ser cubierto con un gran lienzo -movible mediante un mecanismo de contrapesas- que oculta el camarín en las ocasiones en que la imagen de la Virgen no se halla en su interior. Este cuadro fue pintado por el artista local Rodríguez S. Clement en 1940 y representa la propia imagen de la patrona de Elche.
El camarín recibe luz exterior a través de una pequeña cúpula construida en su centro. La misma se halla adornada con vidrieras de colores y en sus pechinas destacan los bustos en relieve de cuatro personajes. Estos relieves fueron realizados por el escultor Sánchez Lozano en 1954 y representan al doctor Caro -ilicitano que donó un importante vínculo de posesiones a la imagen de la Virgen de Elche-, a su santidad Pío XII, que proclamó el dogma de la Asunción de María en 1950, y a San Alfonso María de Ligorio y San Bernardo, santos que dedicaron especial atención a la figura de la Virgen María.
Bajo esta cúpula se levanta un altar cuadrado construido en mármol rojo y adornado en sus cuatro frentes con monogramas marianos realizados en bronce. Sobre este altar, iluminado por dos grandes candelabros de bronce y mármol, se eleva un cúmulo de nubes, de forma cúbica, cincelado en plata y en el que se distinguen algunos ángeles y querubines, así como un nuevo monograma de María en su parte posterior. Este cúmulo sirve de peana a la imagen de la Virgen de la Asunción que aparece situada sobre el mismo.
 Camarín de La VirgenVirgen de La Asunción
 

Basílica de Santa María

La arciprestal basílica menor de Santa María es el edificio más emblemático de la ciudad, se levanta el solar de la mezquita musulmana. Esta construcción fue consagrada en 1265, tras la conquista de la villa por el rey Jaime I, a Santa María “en el glorioso tránsito de la Asunción al cielo”. La demolición de la mezquita en 1334 dio paso a un templo gótico que permaneció hasta 1492. Entre ese año y 1566 se levantó la segunda iglesia renacentista, derribada en 1673 por su estado ruinoso. En esa fecha se inició el actual edificio barroco, bendecido en 1784. El 20 de febrero de 1936, Santa María fue asaltada e incendiada, al igual que otros templos, desapareciendo los elementos de culto y ornamentales -algunos de gran valor histórico y artístico-, incluida la imagen de la Virgen de la Asunción. Durante la Guerra Civil fue utilizada como garaje por los sindicatos revolucionarios, siendo restaurada al acabar la contienda.
La portada principal es una de las obras más relevantes del barroco valenciano. Proyectada por el escultor Nicolás de Bussi y concluida en 1682, muestra un conjunto de extraordinaria belleza y delicado equilibrio. El cuerpo principal está presidido por un grupo escultórico que representa a la Asunción de la Virgen a los cielos entre nubes y ángeles, y su coronación por la Santísima Trinidad, reproduciendo el momento culminante del Misteri.
A la izquierda de la puerta Mayor se levanta la torre del campanario, de planta cuadrada y tres cuerpos, convertida en 2003 en un privilegiado mirador sobre el palmeral y la ciudad, abierto al público. Sus cuatro campanas se reparten las ventanas: Ave María- la más pequeña-, Dijuny, Bárbara y María de la Asunción- la mayor-. Desde la terraza se dispara cada medianoche del 13 de agosto la gran palmera de la virgen, que pone broche a la fiesta pirotécnica de la Nit de l’Albà. Junto a la torre, la puerta de San Agatángelo, con la imagen del patrón de la ciudad, es obra también de Bussi. El templo cuenta con otros cinco accesos: las puertas del Órgano, de la Comunión (siempre cerrada), Chica, del Sol y de la Resurrección (también conocida como de San Juan). Santa María tiene planta de cruz latina con una gran nave central y cuatro capillas a cada lado entre contrafuertes perforados. La elevada altura de la nave y el crucero se justifica por la existencia de un segundo piso, con balcones. En este nivel se localiza el órgano de la basílica, sobre la puerta del mismo nombre. El instrumento actual fue construido en 2005, recuperando la decoración barroca del existente hasta la Guerra Civil.
Sobre el crucero se levanta la gran cúpula principal, que juega un papel esencial en el Misteri, por ser el punto de partida y de llegada de los aparatos de la tramoya aérea. Está recubierta en su exterior por tejas azules de cerámica vidriada, y junto con la torre del campanario constituye el principal elemento distintivo del templo desde la distancia. El altar Mayor que preside del presbiterio tiene forma cuadrada y en su centro se levanta el tabernáculo o expositor, diseñado en 1742 y construido con mármol de Carrara. A su espalda se eleva un retablo barroco que imita el desaparecido en el el incendio de 1936 y que preside el camarín con la imagen de la Virgen de la Asunción, en el primer piso. Por el centro del deambulatorio que rodea el presbiterio se accede a la capilla de la Comunión, la última parte de la iglesia en construirse. Es neoclásica, tiene planta de cruz griega y  está decorada con piedras blancas y adornos dorados. Pese a su elevada cúpula –con la misma azulejería exterior que la Mayor, pero más pequeña-, se respira un ambiente de recogimiento, propicio para la introspección solitaria.
Fachada barroca de la Basílica de Santa MaríaPortada barroca de La Asunción, obra de Nicolás de Bussi.
Basilica de Samnta María
Basilica
IMG_5240Palmera de La Virgen, Nit de l´Albà (13 de agosto).

Museo Municipal de La Festa y ermita de San Sebastián

El Museo de la Festa es un vehículo de promoción, divulgación e investigación del Misterio de Elche para aquellos viajeros que visitan la ciudad fuera de la época  de representación.
Ocupa dos espacios bien diferenciados. La primera sala alberga una exposición de elementos relativos a la puesta en escena del Misteri: desde carteles antiguos hasta una maqueta de la basílica de Santa María y el escenario, pasando por una reproducción del cielo que se coloca en la cúpula de la iglesia, instrumentos-arpa y guitarras-, vestidos de cantores, mantos y mascarilla mortuoria de la virgen. Pero el principal atractivo reside en la sala contigua, en la que se recrea virtualmente la representación por medio de un montaje audiovisual al que se añaden elementos sensoriales.
Mediante un documental de media hora, el apóstol Santiago conduce a los espectadores por el mundo de la Festa, su historia, su significado y su imbricación social, religiosa y cultural, para finalizar con resumen la escenificación, que culmina en una espectacular sorpresa final.
La ermita de San Sebastián es el único vestigio que se conserva en la ciudad del gótico catalán del siglo XV. Tiene planta rectangular, una única nave con capillas laterales entre contrafuertes y tres vanos con arcos elípticos y bóveda de cañón. Toda su fachada es de sillares y la puerta de entrada se abre bajo un arco de grandes dovelas.Sobre ella existe una hornacina barroca del siglo XVIII con una copia de la talla original de madera de San Sebastián, que se conserva en el Archivo Municipal. Hasta la inauguración de la Casa de la Festa en 1988, la ermita sirvió de vestuario para la capilla del Misteri desde el siglo XVI, y como local de ensayo a partir de la posguerra. Delante de la puerta sigue formándose la comitiva de cantores, autoridades, caballeros de la Festa y la banda de música para dirigirse a la cercana basílica de Santa María al inicio de cada representación.
Museu de La Festa
Maqueta de la basílica con la tramoya del Misteri.
Ermita de SAn SebastiánErmita de San Sebastián, s. XV

Hospital de la Caritat, Casa de La Festa

La construcción original, de los siglos XV-XVI, tenía forma alargada, de dos plantas y dos cuerpos y fachada de sillería, ejemplo de la transición del gótico al Renacimiento, de la que se conserva la ventana situada sobre la puerta, con columnas estriadas y un friso relieve. Cuando en 1564 el hospital se trasladó a la Corredora, el inmueble sufrió diversas transformaciones, pasando a ser vivienda y fábrica textil en el siglo XIX. En la reconstrucción para albergar la Casa de la Festa se le añadió una tercera altura retranqueada y un sótano, conservándose la fachada.
Desde 1998 acoge la Casa de La Festa, sede del Patronato del Misteri, un lugar donde ensayar, reunirse y charlar; donde se centralizarán las oficinas administrativas, con vestuarios, salas para actos diversos…
Hospital de la Caritat

Museo de la Virgen de la Asunción, Patrona de Elche (MUVAPE).

El Museo de la Virgen de la Asunción, Patrona de Elche (MUVAPE) nos cuenta a través de piezas escultóricas, pictóricas, de orfebrería y textiles, datadas entre los siglos XVI y XX, la historia de la Virgen María y la historia de la imagen de la Patrona de la ciudad. Destacan algunos elementos utilizados por dicha imagen durante la celebración del Misterio de Elche.
MUVAPEvIRGEN SOBRE CAMA DE PLATA
 

Las Tres Marías

Grupo escultórico que escenifica la aparición de la Virgen y su séquito en el Misteri de Elx. La obra, una de las esculturas más singulares del escultor y artista cartagenero Juan José Quirós Illán, consta de 3 piezas: María, la Madre de Dios, María Jocobé y Maria Salomé, obras realizadas en barro y posteriormente fundidas en bronce. La altura aproximada de cada una de ellas está entre 155cm y 157cm, sin coronas. La imagen central, que representa a la Virgen, es ligeramente superior en medida con respecto a las otras dos, con el propósito de destacarla en el grupo.
Las 3 Marías
Las 3 Marías delante de La Calahorra
También existe un mosaico de Las Tres Marías en la Plaça de Baix. Realizado por Antonia Soler sobre la idea que el pintor Sixto Marco, ya desaparecido, tuvo de una Plaça de Baix en la que se viviera la esencia del Misteri d’Elx a través de mosaicos.
Mosaico Tres Marías
 

Puente de Santa Teresa, Pont vell o de La Virgen.

La construcción del convento de San José hizó surgir a su alrededor un nuevo núcleo de población, denominado el Raval de Santa Teresa. Para salvar el profundo cauce del río, sus habitantes improvisaron pequeños puentes de madera. El Concejo de la villa, viendo que aquellos pasos eran insuficientes y, sobretodo, inestables y peligrosos a causa de las frecuentes avenidas en épocas lluviosas, aprobó la construcción del primer puente de la ciudad, cuyas obras se iniciaron en 1705, aunque se paralizaron inmediatamente y no se reanudaron hasta 1715. Se trataba de un viaducto de un solo ojo y cuando aún no estaba terminado, en 1751, unas lluvias torrenciales le causaron graves daños, por lo que hubo que reconstruirlo, esta vez con dos ojos finalizándose cinco años después. Este viaducto impulsó la expansión urbana a poniente desde el río hacia el Pla de Sant José. El puente de Santa Teresa, como se le bautizó (aunque popularmente los ilicitanos se refieren también a él como pont vell- puente viejo- o de la virgen), tiene en ambos lados, entre dos arcos ojivales, un tajamar con un ángulo de planta de 90º, que se proyecta hasta el nivel superior con sendos prismas triangulares de decoración barroca. En su interior alberga dos hornacinas con las imágenes de los patronos de la ciudad, la Virgen de la Asunción– la del norte-y San Agatángelo – la del sur-. Son mucho los ilicitanos de todas las edades que se santiguan al pasar por el lugar, siguiendo una antigua tradición. Al pie de las imágenes, de 1956, se colocaron lápidas dando cuenta de las inundaciones que causaron la rotura del viaducto en 1751, y su posterior reconstrucción.
Puente de La VirgenHornacina de La Virgen
 

Casa del Hort de les Portes Encarnaes

Esta vivienda tiene su importancia cultural para la ciudad de Elche, ya que en ella descansa la virgen de La Asunción, patrona de Elche, tras su llegada en romería cada 28 de diciembre.
La casa se encuentra en la parte noreste del huerto del mismo nombre. Tiene un pequeño jardín en la parte derecha con un gran árbol que le da sombra.
Es una casa de huerto de dos alturas de forma cúbica, compuesta por un prisma central al que se le va añadiendo cuerpos. Es una propiedad privada, pero actualmente se encuentra en un estado de semiabandono. Sería interesante darle un valor cultural o turístico relacionado con el Misteri o como museo de las fiestas de La Venida.
14545787851454581370

Escultura de la Virgen en el Paseo de Jaca.

La patrona de Elche cuenta con una escultura en el Paseo de Jaca, delante del Hort del Xocolater, en el espacio que en su día se llamó «Casas de la Virgen».
Fue realizada por el artista Juan Tomás Lloret en el año 2016. Esta pieza fue sufragada con las aportaciones de entidades y particulares tras un llamamiento de la Sociedad Venida de la Virgen. Cuenta con una altura de 2,72 metros, y esta realizada en superposición de láminas de acero corten con espacios intermedios. El artista necesitó 58 planchas metálicas para formar la figura, con más de 2.000 kilos de peso.

36365585_10212432937235467_2347080725389377536_n.jpg
MaredeDéu en el Paseo de Jaca.


Escultura homenaje al Fester

La última creación en la ciudad ha sido la escultura creada por el escultor José Quirós que ha sido emplazada en la calle Trinquet delante de la nueva sede de la Asociación de Moros y Cristianos de Elche. Se trata de un homenaje al Fester, en este caso a esta entidad, con la imagen omnipresente dela Patrona de la ciudad, la Virgen de La Asunción.

36397384_10212432937635477_5647697095897907200_n
Homenaje al Fester.

 

1621660_10204371598187029_73052330826293177_n
Javier Medina, Guía de Turismo y Travel Blogger

Diplomado en Turismo por la Universidad de Alicante y Licenciado en Antropología Social y Cultural por la Universidad Miguel Hernández de Elche. Le apasionan los idiomas, habiendo estudiado en la Escuela Oficial de Idiomas de Elche, Inglés, Francés e Italiano, y en la actualidad cursa sus estudios en Alemán. Además es Guía Oficial de Turismo por la Comunidad Valenciana.

Si te ha gustado este artículo, puedes dejar tu opinión o aportar información déjanos un comentario. Gracias!!