Lanjarón, el pueblo más saludable de España.

Hace dos años tuvimos la suerte de conocer Lanjarón, un pueblo ideal para visitar en verano, tanto en pareja como en familia.
Son muchas las razones y atractivos que hacen de este destino un lugar privilegiado tanto para una escapada en vacaciones como para residir. Uno de ellos sería la cercanía a Granada, ciudad de La Alhambra, que siempre es apetecible de visitar, apenas 45 kilómetros les separa, pero contando con la ventaja de gozar de unas temperaturas más suaves que en la capital al encontrarse su término municipal en el Parque Nacional de Sierra Nevada.

Otra razón para su visita es la calidad tanto de sus aguas como del aire puro de montaña que se respira. La Organización Mundial de la Salud ha reconocido a Lanjarón como uno de los lugares de más longevidad del planeta.

Qué ver en el pueblo.

En el casco urbano se encuentra un prestigioso balneario donde se pueden curar dolencias varias como el reumatismo o la artrosis gracias a la calidad de sus aguas y sus propiedades mineromedicinales.

Otro de sus atractivos es la gastronomía, sus tapas, el aceite de oliva y la llamada dieta mediterránea, Patrimonio de la Humanidad. El casco antiguo cuenta con numerosas terrazas donde degustar una buena comida o simplemente tomar una cervecita Alhambra fresquita con tu tapa.

Pero lo que más nos gustó de este bonito pueblo, tanto a María Ángeles como a mí, fue el Barrio Hondillo de arquitectura tradicional alpujarreña.
Este barrio delata el pasado morisco-alpujarreño de la población de callejas estrechas con hornacinas de santos y fuentes con citas del poeta Federico García Lorca que invitan al viajero a beber de su fresca agua.

Tinaos, arquitectura popular.

Pero lo que más caracteriza al casco antiguo de la población son sus famosos tinaos, que fueron edificados por los judíos. Se trata de una serie de espacios cubiertos tipo cobertizo, bajo los cuales se disponen las puertas de entrada a las viviendas privadas. Antiguamente eran utilizados como lugares de reunión de los vecinos pero también como resguardo de las inclemencias meteorológicas tanto del calor como del frío.

Castillo de Lanjarón.

A escasos metros del núcleo urbano se encuentra el Castillo de Lanjarón, una fortaleza árabe construida durante los siglos XII y XIII. Para llegar al castillo recomendamos ir por el Parque de El Salado presidido por muchos eucaliptos. Se encuentra a unos 660 metros de altitud. Su muralla rodea totalmente el edificio.
El castillo jugó un papel importante en la guerra de las Alpujarras, cuando a mediados del siglo XVI se levantaron los moriscos contra Felipe II.
Es muy fácil su acceso y no se cobra entrada para su visita.

Nuestro alojamiento.

Nos alojamos en el Hotel España Balcón de Lorca, establecimiento histórico en pleno centro construido en 1917. En sus instalaciones han pernoctado personalidades de la talla de Federico García Lorca, que dejó su impronta en forma de versos, Manuel de Falla, que tocó el piano en su restaurante, o el torero Manolete.

Si queréis llevarse algún recuerdo de la zona, no debéis dejar de adquirir la miel artesana o artículos fabricados en mimbre o cerámica. En la calle principal del pueblo hay decenas de tiendas de regalos.

No dudéis en hacer una escapadita rural a este pueblo encantador de Granada.




 





 




14322390_10207514471196890_128836525556415346_n

Comparte

Diplomado en Turismo por la Universidad de Alicante y Licenciado en Antropología Social y Cultural por la Universidad Miguel Hernández de Elche. Le apasionan los idiomas, habiendo estudiado en la Escuela Oficial de Idiomas de Elche, Inglés, Francés e Italiano, y en la actualidad cursa sus estudios en Alemán. Además es Guía Oficial de Turismo por la Comunidad Valenciana.

1 Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.