La Illeta dels Banyets, yacimiento arqueológico en El Campello.

Ayer tuvimos la oportunidad de conocer uno de los yacimientos arqueológicos más interesantes de la Comunitat Valenciana. Se trata de la Illeta dels Banyets localizado en un enclave estratégico junto al mar Mediterráneo, lo que explica su importancia comercial a lo largo de la historia para las diferentes civilizaciones que aquí se asentaron.

La gestión del museo depende del Museo Arqueológico Provincial de Alicante (MARQ), y es a través de ellos donde debes adquirir tu entrada. Puedes hacerlo en las taquillas del propio museo si deseas hacer una visita por libre, o a través de su web, bajo la pasarela de pago de Instanticket (Banco Sabadell).

Visitas teatralizadas del Marq

Nosotros nos decantamos por realizar una visita teatralizada porque resulta más divertida para los niños. La duración es de 50 minutos en los que aprendimos muchísimas cosas sobre las diferentes culturas que por aquí pasaron: Edad del Bronce, fenicios, íberos, romanos. Además el guía, Vicente, del cual nos declaramos fan, te hace sentir partícipe en todo momento de la visita y es muy atento con los niños.

¿De dónde viene el nombre de Illeta dels Banyets?.

El nombre de Illeta (pequeña isla o península), proviene de su antigua localización, alejada unos pocos metros de la costa.
Algunos estudiosos indican que en la antigüedad, esta isleta se encontraba unida a la costa de forma natural hasta que fue separada por un terremoto en una fecha desconocida, erosionándose la parte que la mantenía unida a la costa.
En 1943 se unió de nuevo a la playa para formar una especie de espigón artificial utilizando para ello dinamita que produjo un importante deterioro al yacimiento arqueológico.

Illeta dels Banyets, El Campello
Vista de la Illeta dels Banyets

El guía nos comentó que fue salvado del boom inmobiliario que se produjo con la llegada del turismo de masas en busca de sol y playa en la década de los 60 del pasado siglo. Fueron los vecinos de El Campello quienes consiguieron que se parara este gran complejo de apartamentos de segunda residencia frente a la Torre de la Illeta y junto al puerto deportivo.

El yacimiento estuvo abandonado desde entonces hasta que en los años 70 del s.XX el arqueólogo Enrique Llobregat tomara las riendas de las excavaciones arqueológicas.

Las dimensiones actuales de este promontorio son de 10.000 m², de los cuales unos 4.000 m² son ocupados por el yacimiento donde siguen haciéndose excavaciones hoy en día. El punto más alto sobre el nivel del mar es de 7,8 m de altura.

Un poco de historia.

Los primeros pueblos que habitaron en este lugar se remontan a la prehistoria, concretamente al período Eneolítico. Se han encontrado restos de viviendas de la época que eran cabañas de forma oval.

Termas y chozas.

En la Edad de Bronce (s. XI a. de C) se evoluciona con la construcción de grandes cisternas excavadas en el la roca para almacenar el agua. De esta época y junto a las cisternas se encontraron restos de enterramientos con tumbas donde los oriundos eran enterrados junto a su ajuar que comprendía objetos tan diversos como punzones, brazaletes u objetos cerámicos, todos ellos bien conservados en las instalaciones del MARQ.

Cisterna en la Illeta dels Banyets.

Otra de las culturas que dejaron su impronta en este estratégico lugar fue la íbera (siglos IV y III a. de C). Una calle de la época reproduce lo que fuera un importante centro de comercio (aceite, cerámica,…) con sus almacenes, hornos cerámicos y viviendas, lo que nos indica su importante papel en el intercambio comercial con otros pueblos del Mediterráneo. A ambos extremos de la calle, a la derecha y a la izquierda, se alzan los restos de dos importantes templos donde se oraba a los dioses.

Calle íbera de La Illeta con sus viviendas y almacenes y templos a los lados.
Calle íbera con sus viviendas y almacenes
Templos íberos al anochecer.

Después llegaría la cultura romana, entre los siglos I y II d. de C. Los romanos levantaron una villa sobre los cimientos del un abandonado poblado ibérico. De esta época destacamos las termas romanas, que utilizaban por separado hombres y mujeres, donde los primeros discutirían sobre temas políticos, mientras que las segundas le darían un uso más lúdico y social.
El complejo termal disponía de sala caliente y fría, el tepidarium y el frigidarium-apodyterium y un horno anexo para calentar el agua. Desafortunadamente no pudimos hacer buenas fotos porque anocheció y el yacimiento carece de luz artificial.

Termas romanas de La Illeta.

También de la época romana son las piscifactorías junto a los Baños de la Reina. Se trata de unas piscinas entre las rocas con unas trampillas para criar peces. Una actividad comercial muy importante en esta zona del Mediterráneo que se vendía junto al Garum, salsa para condimentar el pescado muy apreciada por su sabor y supuestos poderes afrodisíacos.

Baños de La Reina.

El nombre de Baños de la Reina proviene de una leyenda que cuenta que una reina mora bajaba a darse un baño a unas piscinas naturales situadas en un misterioso palacio costero.

El yacimiento está muy bien señalizado y contextualizado, por lo que si no podéis hacer ninguna de las visitas organizadas que se ofrecen, podéis sacarle mucho partido a la vuestra particular.

La Torre de la Illeta.

Frente al yacimiento se alza erguida la Torre de la Illeta construida entre los años 1554 y 1557, para prevenir a la población de los ataques de los piratas berberiscos.
Esta construcción forma parte de un importante sistema de torres de defensa mandadas construir por El Virrey de Valencia, don Bernardino de Cárdenas, Duque de Maqueda, ante el saqueo constante de estos invasores que causaban importantes destrozos en las poblaciones a las que lograban entrar por mar.

La Illeta deel siglo XVI.
Torre de La Illeta (s.XVI).

La torre está construida en forma de cono truncado, y cuenta con un diámetro de seis metros en la base y cinco en su parte mas alta. Fue declarada Bien de Interés Cultural y restaurada en el año 1991.

Si te ha resultado interesante este artículo tal vez te apetezca leer sobre la Casa romana del Parque del Palmeral de Santa Pola: Visita teatralizada a la Domus Romana del Palmeral del Portus Ilicitanus-Santa Pola

Comparte

Diplomado en Turismo por la Universidad de Alicante y Licenciado en Antropología Social y Cultural por la Universidad Miguel Hernández de Elche. Le apasionan los idiomas, habiendo estudiado en la Escuela Oficial de Idiomas de Elche, Inglés, Francés e Italiano, y en la actualidad cursa sus estudios en Alemán. Además es Guía Oficial de Turismo por la Comunidad Valenciana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.