El Salto de la Novia de Navajas y su trágica leyenda de amor.

¿Quién no ha hecho nunca una locura por amor?. Son varias las historias de amor que han acabado en tragedia, algunas más o menos verídicas.

Romeo y Julieta, o su variante española, Los Amantes de Teruel, son archiconocidas para nosotros, pero ¿conocéis la leyenda de El Salto de la Novia que sucedió en la localidad castellonense de Navajas?.

La leyenda del Salto de la Novia

Cuenta la leyenda que antiguamente existía la costumbre de que los novios, antes de casarse realizaran una especie de rito tradicional como prueba de amor,que era garantía de felicidad, fertilidad y virilidad. Aquellos novios que no superaban la prueba de fe y amor, romperían la relación antes del matrimonio.

Este rito ceremonial derivó en una fatalidad en la que según la leyenda, dos jóvenes murieron antes del matrimonio. Se dice que un día, ante la atenta mirada de la gente del pueblo, dos jóvenes, que no creían en la tradición, se acercaron a la zona para realizar la prueba. A pesar de no creer en esta tradición, pues para ellos su amor prevalecía por encima de cualquier cosa, quisieron hacerla por voluntad propia.

Escultura del Salto de la Novia en Navajas.

El destino quiso que, en aquella ocasión, una serie de fatalidades se dieran cita. Al parecer, aquel día, el Palancia bajaba revuelto y con fuerza, pero a pesar de ello, los dos jóvenes quisieron seguir con la prueba de fe.

Aquel día la joven, cayó al agua siendo arrastrada hasta un remolino que la hizo desaparecer. Ante aquellos hechos, el joven, saltó también al río para intentar rescatarla, pero también fue la última vez que se le vio con vida. Sus cuerpos, sin vida, fueron encontrados río abajo.

Tal fue la consternación entre los vecinos, que dicen que desde aquel día dejó de celebrarse dicho rito.

También se cuenta que, al parecer, en las noches de luna llena se escuchan gemidos y sollozos de tristeza de aquellos que perdieron la vida, y la cascada que cae, no es otra cosa que el lamento que llora la pérdida de los jóvenes fallecidos en forma de cola de novia, justo la forma del brazal del salto del río con su blanco manto.

Leyenda del Salto de La Novia.

Paraje Natural de El Salto de La Novia.

En la provincia más montañosa y quizás más variopinta de España, se encuentra este hermosísimo paraje natural entre dos parques naturales, la Sierra Calderona y la de Espadán.

Mapa de la comarca castellonense del Alto Palancia.

La mejor de manera de acceder a este paraje, donde las aguas han dejado su impronta creando formas caprichosas en la roca, es andando desde el aparcamiento habilitado muy cerquita. Menos de 1 kilómetro es la distancia a recorrer tras bajar una pendiente.
La estrella del paraje es sin duda el gran salto de agua o cascada principal, la Cascacada del Brazal, de 60 metros de caída.

Cascada del Brazal.

Frente a la cascada se divisa el monte Rascaña y en su interior la enigmática Cueva del Reloj que debe su nombre a la puntiaguda piedra de la puerta y cuya proyección gracias a los rayos del sol, señalaba la hora a los agricultores que frente a ella trabajaban sus campos.


Consejos para visitar el paraje.

  • En verano es aconsejable madrugar si deseas cobijarte en una cotizada sombra para hacer picnic.
  • Lo mismo ocurre con las mesitas de madera.
  • Utiliza un calzado de agua para bañarte ya que las piedras resultan resbaladizas.
  • Si eres amante del senderismo, desde aquí parten varias rutas. Así que no dudes en traer un buen calzado y kit de senderista.

Navajas es mucho más.

El origen de esta población de poco más de 700 habitantes es árabe siendo fundada por Zayd Ab Zayd, el último gobernador almohade de la Taifa de Valencia.
En 1238 fue reconquistada por el rey Jaime I el Conquistador, que la cedió al obispo de Segorbe. Tras diversos dueños, llegó a manos de los Condes de Cirat. El último señor feudal fue el Marqués de Dos Aguas.

Entre sus lugares de interés encontramos los siguientes:

  • La Torre árabe de Altomira, construida en cinco plantas fue construida en el siglo XI, con el objetivo de servir de torre vigía y de comunicaciones en las luchas que sostenían los moros y los cristianos.
  • La Ermita de la Esperanza del siglo XV.
  • La Iglesia Parroquial de la Inmaculada Concepción del siglo XVIII.
  • El Ayuntamiento como ejemplo de casa solariega que con fines recreativos se construyeron a finales del siglo XIX y principios del XX para familias adineradas de Valencia en la parte alta de la población.

Un capítulo especial merece el Olmo de Navajas, árbol de 382 años de edad que se erige en el centro del pueblo y es todo un símbolo y orgullo; no obstante ha sido declarado como Árbol Europeo en 2018 en representación de España. Ante el mismo se erige una placa que rememora su origen con la leyenda «Este Olmo fue plantado por Roque Pastor en el año 1636».

Olmo de Navajas.

Navajas es destino para todo el año, para aquellos que escapan de la masificación de las playas valencianas en los meses de estío, pero también como un destino de turismo rural para una escapada en cualquiera de los puentes de invierno.

Comparte

Diplomado en Turismo por la Universidad de Alicante y Licenciado en Antropología Social y Cultural por la Universidad Miguel Hernández de Elche. Le apasionan los idiomas, habiendo estudiado en la Escuela Oficial de Idiomas de Elche, Inglés, Francés e Italiano, y en la actualidad cursa sus estudios en Alemán. Además es Guía Oficial de Turismo por la Comunidad Valenciana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.